• Categorías

  • Nulidad del cuaderno particional

    Análisis de la STS de 28 de Mayo de 2004 por ser de gran interés para los herederos que no están de acuerdo con el reparto llevado a cabo por el contador-partidor.

    A la muerte de los causantes, los hijos, que son coherederos, no se ponen de acuerdo en cómo repartir la herencia.

     

    El contador partidor nombrado por los causantes realizó un cuaderno particional, diferente a los cuadernos confeccionados por las partes.

     

    Como consecuencia, se procedió a la partición de la herencia.

     

    En el haber hereditario había una serie de fincas así como dinero. De las fincas, había unas que estaban edificadas y otras que no.

     

    Las fincas edificadas fueron a parar a caudal de uno de los coherederos, dejando a los otros cuatro coherederos con fincas no edificadas y que consideraban de menos valor, además de que no se recogía la voluntad de la causante en cuanto que dejaba su tercio de mejora para uno de sus hijos, por lo que interpusieron una demanda ante el juez solicitando que se declarase nula la partción llevada a cabo por el contador dirimente.

     

     

    El Juzgado de Primera Instancia declaró nulo e ineficaz el cuaderno particional por lo que indicó que el nuevo cuaderno particional hecho por las partes debía tener en cuenta la voluntad de la testadora, así como que uno de los coheredor cedió a uno de los hermanos sus derechos a la herencia.

     

    Además, según el artículo 1061 del Código Civil los lotes en que se partiese la herencia debían ser de la misma naturaleza, calidad o especie.

     

    También sentenció que debía procederse a la medición y nueva valoración de las fincas para proceder a su reparto nuevamente.

     

    El demandado (el coheredero que había salido beneficiado en el reparto) apeló ante la Audiencia Provincial que únicamente revocó un punto de la sentencia del juzgado de primera instancia sobre una servidumbre en una de las fincas.

     

    Presentó recurso de amparo ante el Tribunal Supremo por infracción del artículo 1057.1 del Código Civil aduciendo la sentencia impuganada no valoró que el contador dirimente no fuera al proceso salvo que se le exijan responsabilidades por su mal hacer.

     

    La Sala declara que sus funciones se agotan una vez ha practicado las operaciones particionales y su protocolización, por lo que no tiene que ser llamado después.

     

     

    También presentó recurso de amparo por infracción del artículo 1061 del Código Civil sobre el principio de conservación de la partición, ya que, según manifestó, la sentencia recurrida no valoró que el contador partidor goza de presunción de imparcialidad por lo que su partición debe considerarse adecuada.

     

    La Sala declara que en las nuevas operaciones de avalúo y división de los bienes de la herencia habrá de tenerse en cuenta lo dicho en el artículo 1061 del Código Civil sobre la igualdad de los lotes, siendo improcedente que a uno sólo de los herederos se le adjudiquen las dos únicas fincas edificadas.

     

    Por lo tanto, el Tribunal declaró no haber lugar a recurso de casación.

     

     

    Jurisprudencia relativa al caso que acabamos de ver:

     

    • STS de 30 de Abril de 1958

    • STS de 13 de Octubre de 1960

    • STS de 25 de Febrero de 1969

    • STS de 31 de Mayo de 1980

    Compartir en
  • Herencias internacionales